Por: Gloria Vallejo
Presidente CPB

Foto: Reporteros del Mundo.

Corría 1946, y en el corazón de Bogotá, bolera San Francisco, donde acostumbraban reunirse periodistas de cinco medios: El Tiempo, El Espectador, El Siglo, El Liberal y La Razón, nació la idea de crear el Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB) con el postulado: “Mantener como canon fundamental la libre expresión del pensamiento, y defender por todos los medios las normas constitucionales y legales que garanticen la libertad de prensa, como razón de ser y principio esencial de nuestras instituciones democráticas “, después de 73 años de existencia sigue siendo la base fundamental del CPB.

Y no es para menos. Hoy, la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, en su mensaje, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, expresa: «La libertad de prensa es la piedra angular de las sociedades democráticas. Todos los Estados, todas las naciones, se fortalecen mediante la información, el debate y la confrontación de puntos de vista. En un momento en que se multiplican los discursos de desconfianza y deslegitimación de la prensa y la labor periodística, resulta fundamental garantizar la libertad de opinión mediante el libre intercambio de ideas y de información basada en verdades fácticas. El tema de esta 26ª edición es “Medios de comunicación para la democracia: periodismo y elecciones en tiempos de desinformación”.»

El Día Mundial de la Libertad de Prensa fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, en cumplimiento de una recomendación aprobada en la 26ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991. Esto, a su vez, fue una respuesta a un llamamiento de los periodistas africanos que en 1991 elaboraron la histórica Declaración de Windhoek sobre el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación.

Para la UNESCO estas libertades permiten el entendimiento mutuo para construir una paz sostenible.

COMISIÓN DE ÉTICA CPB

La Comisión de Ética del CPB se encuentra inmersa en un trabajo centrado en la defensa de la libertad de prensa. El periodista Javier Baena, uno de los comisionados, hace seguimiento a medidas e intentos de legislar de diversa índole, que pueden atentar contra este principio fundamental.

Para Baena, el abuso de las redes sociales ha obligado a muchos países a buscar en la legislación, regulaciones que en algunos casos atentan contra la libertad de prensa.

En Colombia el año pasado se presentó al Congreso un proyecto de ley para regular el uso de las redes sociales, obligando a eliminar en 72 horas las publicaciones falsas, injuriosas o calumniosas, lo cual implica un riesgo para la libertad de expresión por cuanto ya no serían los jueces sino los supuestos afectados y los administradores de Twitter o YouTube, quienes deberán evaluar cuáles publicaciones deben ser eliminadas por violar la ley.

Otro proyecto de ley que preocupa y hace seguimiento el CPB es la modernización de las TIC, que crea la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), una entidad encargada de otorgar concesiones en televisión y radiodifusión sonora, así como de administrar el Fondo para el Desarrollo de la Televisión. Diversos especialistas han manifestado su inquietud por la falta de independencia de la CRC que estaría bajo el control del gobierno.

Colombia debe aspirar a un modelo de televisión pública como el de la BBC de Londres que goza de total independencia financiera y política. Es un medio al servicio de la sociedad inglesa sin interferencias del gobierno de turno.

No menos preocupante para el periodismo colombiano fueron las decisiones judiciales que a principios de 2018 ignoraron la garantía constitucional del secreto profesional y obligaron a la Corte Suprema de Justicia a corregir su propia sentencia que exigía a un periodista de la revista Dinero a revelar la fuente de su información.

Cada vez es más fuerte el acoso judicial, a punta de tutelas, contra los periodistas para que no investiguen ni divulguen los múltiples hechos de corrupción y violación a los derechos humanos que agobian al país. El CPB advierte que no se puede bajar la guardia frente a la corrupción y la impunidad. Buena parte de los escándalos de corrupción han sido destapados por periodistas investigadores, sorteando toda clase de obstáculos. Y se anuncian más como inspecciones judiciales a las salas de redacción para verificar la autenticidad de documentos que han expuesto los vergonzosos sobornos de servidores públicos.

El CPB hace un llamado al periodismo nacional, demás gremios, gobierno, legisladores, sector privado y ciudadanía en general, para unirnos en la defensa de la libertad de prensa. Existen violaciones en su contra: persecución, mordaza, autocensura, polarización, falta de credibilidad, amenazas, atentados, ataques y hasta asesinatos a periodistas.

No debemos permitir más atropellos.

CÍRCULO DE PERIODISTAS DE BOGOTÁ (CPB)

Gloria Vallejo
Presidente CPB

Pin It en Pinterest

Compartir esto

¡Hola!

Comparte con tus amigos!