La Procuraduría General de la Nación citó a audiencia pública a la entonces Superintendente Delegada para la Supervisión de Riesgos (e),   por presunta omisión en la adopción de medidas para evitar el uso indebido de dineros del Sistema General de Seguridad Social en Salud, que la EPS Medimás le giró a dos Instituciones Prestadoras de Servicios – IPS.

Al parecer los recursos habrían sido girados bajo la figura de anticipos médicos a las IPS Miocardo S.A.S. y Procardio Servicios Médicos Integrales S.A.S., presuntamente para ser utilizados en operaciones de inversión asociadas con el plan de reorganización de Cafesalud EPS S.A.S.

Las dos IPS son accionistas de Prestnewco S.A.S. y Prestmed S.A., siendo la primera accionista, a su vez, de la EPS Medimás.

Para el Ministerio Público, la exfuncionaria aparentemente conoció el uso indebido que se le estaba dando a los recursos, al participar en las visitas de auditoría realizadas a esas IPS y posteriormente al recibir los informes de las mismas en su condición de Superintendente encargada.

A juicio del órgano de control, Najar Rodríguez no habría adelantado acciones, ni propuesto al Superintendente Nacional de Salud medidas eficientes y oportunas para evitar que los recursos pudieran ser destinados para fines distintos a los legalmente previstos, entre ellos, a la aparente financiación del proceso de reorganización de Cafesalud EPS S.A.S., por parte de sus adquirentes.

La Procuraduría señaló que la disciplinada presuntamente no habría informado a su superior ni a sus pares de la situación que se estaba presentando en las IPS, a pesar de hacer parte del Comité de Medidas Especiales, y de aparentemente contar con la evidencia que soportaría hallazgos sobre el supuesto uso indebido de los recursos por parte de los particulares.

El Ministerio Público indicó que la presunta conducta de Najar Rodríguez habría vulnerado los principios de moralidad pública y eficiencia, porque pese a tener, aparentemente, información sobre los hechos no adoptó medidas eficientes y oportunas para evitarlos, pudiendo beneficiar con ello a particulares en desmedro del interés general.

En la citación a audiencia, se formuló un segundo cargo por supuesta inactividad y abandono en el ejercicio de sus deberes funcionales. La Procuraduría cuestionó a la exfuncionaria por qué si su antecesor le advirtió sobre la necesidad de hacer requerimientos a 10 IPS socias de Medimás, no habría realizado las acciones y auditorías a las mismas, pese a que del caso Miocardio y Procardio podía advertirse la posibilidad de uso indebido de recursos por prácticas similares.

Por esos hechos, el Ministerio Público citó a audiencia pública a Najar Rodríguez por dos cargos disciplinarios, calificados provisionalmente como faltas graves cometidas a título de dolo.

En el curso de la audiencia la disciplinada podrá ejercer su derecho de defensa, solicitar pruebas y rendir versión libre, si así lo solicita.

Pin It en Pinterest

Compartir esto

¡Hola!

Comparte con tus amigos!